Aprender mecánica.

Cada vez nuestros autos son más complejos y tienen más cosas. Que si las válvulas VVT, frenos ABS, sistemas de ahorro de combustible… en fin, que los sistemas son cada vez más incomprensibles. Sin embargo, eso no quita que todos los autos compartan ciertos principios mecánicos.

Se ha dicho que los millenials somos una generación cada vez menos práctica; que al confiar en los sistemas de sus aparatos y máquinas, se despreocupa por entender cómo hacer ciertas cosas. Muchos prefieren contratar a alguien que haga todo por ellos; incluso, cocinar.

Cuando mi padre estudió la secundaria, en ese entonces había distintos talleres a los que uno podía inscribirse; él escogió mecánica, pues mi abuelo solía pedirle ayuda para modificar su carro en vacaciones. Mi padre es una especie de MacGyver: dale un clip y te repara un refrigerador de LG. Algo de su conocimiento me ha transmitido; y gracias a él he aprendido –al menos– a cambiar los focos de mi casa. Sin embargo, quisiera centrarme en la importancia de aprender un poco de mecánica automotriz.

Aprender mecánica automotriz nos ayuda a entender los principios del funcionamiento de un automóvil; las ventajas de aprender esto son muchas, te cuento. Primero, no es que te vayas a despedir del mecánico, pero sí podrás saber con mayor facilidad en qué falla tu carro e identificar ciertas fallas antes de que se empeoren; de tal manera que, los mecánicos no te estafarán al arreglar tu auto y te será más fácil identificar los problemas de tu auto.

Otra ventaja es el conocimiento de las distintas piezas de autos con sus funciones. Un auto es como el cuerpo humano, un conjunto de sistemas que trabajan en grupo para hacer funcionar a la totalidad del organismo; conocer, al menos generalmente, cómo es que funciona cada pieza es interesante y te puede sacar de ciertos apuros.

Si vas a tomar un curso, te recomiendo consultar también las distintas distribuidoras de autopartes. Yo por ejemplo conozco a KEMparts, una empresa dedicada a las refacciones para la inyección de combustible y el encendido.

Hay muchas escuelas de mecánica en la Ciudad de México, busca la que te quede más cerca e inscríbete a un curso básico.

Si te gustó mi post, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. ¡Chao!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *