Una tarde de placer

Una tarde de placer

Hace unos cuantos días estuve buscando algo nuevo que hacer, investigando en internet me di cuenta de que ahora existen muchas opciones de entretenimiento que salen de lo acostumbrado. Existen alternativas a las clásicas salidas al cine o al teatro, un viejo amigo me comentó acerca de un excelente lugar en donde la principal atracción son los exquisitos masajes ejecutivos que brindan su personales especializado.

La verdad no me encontraba seguro si quería probar una de estas experiencias, finalmente siempre se me ha hecho un tanto aburrida la actividad de asistir a un spa que suelen hacer mi hermana y mi madre. Siempre me pregunté ¿Para qué van a un lugar en donde les cobran carísimo simplemente por acariciarles las espaldas y meterse en un jacuzzi por horas? Oh, claro que estaba equivocado.

Decidí aprovechar la tarde de un sábado que tenía libre de compromisos sociales para asistir al tan famoso Spa para hombres que me habían recomendado mis amigos.

En realidad no tenía ni idea de lo que me esperaba en ese majestuoso lugar, para empezar me recibieron como si de un rey se tratase… Una recepcionista, quien por cierto estaba en excelente forma (y no es que sea un mirón, pero era inevitable notarlo debido al atrevido atuendo que portaba), me recibió y me platicó sobre los paquetes que manejan. Elegí el más básico con el objetivo de probar los excelentes servicios que me ofrecían y la verdad es que no me decepcionaron, utilizaron cremas y aceites para la aplicación de los masajes que hacían que pareciera que estaban siendo aplicados por la manos de un ángel. De hecho, en un principio yo esperaba aburrirme en cierto punto pero no quería que terminara la felicidad…

Ahora mi única pregunta es ¿Por qué no hay una sección especial en periódicos como El Universal en donde puedan mencionar algunos excelentes sitios como éstos? Si supiera la gente de lo que se está perdiendo…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *